Español
Últimas entradas
Últimos comentarios
Aunque vivo en Verín, pueblo de la provincia de Ourense, el mensajero me entregó los bombones en mi casa al cabo de dos días de hacer mi pedido en la web. Los bombones son preciosos y su sabor es muy refinado.
Publicado por Adela
Por el cumpleaños de mi marido pedí la caja de 21 joyas de chocolate, en colores grises, más masculinos, y aunque no es súper fan del chocolate, le entusiasmaron y a mi también. La mensajería perfecta, a las 48 horas de pedirlos ya los tenia ya en su despacho.
Publicado por Berta Trench
He conseguido sorprender a mi novia por San Valentín con la originalidad de los bombones joya. Le regalé los de la misma colección de color rosa y vimos que aunque parecían iguales, no lo eran, se nota que están hechos a mano.
Publicado por Álvaro P.
Vi la caja de corazones de mármol rojo en COSMOPOLITAN, pero al natural los bombones aun son mucho mas impresionantes y ademas deliciosos. Son muy especiales.
Publicado por Cristina Macías
He triunfado con los bombones joya de Alice Bentley que he regalado el Dia de la Madre. He sorprendido a mi madre que ha alucinado tanto con su brillo como por lo buenos que estaban.
Publicado por Julian

CHOCOLATE & CERVEZA

Fecha: 2014-07-23 Visualizaciones: 915 Comentarios: 0

El chocolate fue descubierto por los indígenas de América Central de forma accidental hace más de 3000 años, 500 años antes de lo que se pensaba hasta ahora.
Los investigadores estiman que los indígenas, al producir cerveza con la pulpa de las vainas de cacao, aprendieron a utilizar los desechos del proceso. 

Esrtos nuevos datos sobre el origen del chocolate se han obtenido en la zona de Puerto Escondido, Honduras, de vestigios de cacao encontrados en fragmentos de cerámica datada entre los años 1100 y 800 a.J.C. 

 

Actualmente, el chocolate se prepara por la fermentación de semillas del árbol del cacao, que es nativo de la región ecuatorial. 

Los primeros productores de cerveza empleaban vainas del árbol del cacao para elaborar su bebida.

El proceso consistía en hacer fermentar las vainas, -de forma similar a una pelota de rugby pero algo más pequeña-, para luego utilizar la pulpa en la producción de cerveza.

En un principio se deshacían de las semillas, pero unos años más tarde, algunos indigenas empezaron a emplear las semillas fermentadas de deshecho para preparar una bebida no alcohólica. Su sabor era muy amargo, pero era altamente apreciada.

El nuevo brebaje se servía para celebrar ocasiones especiales como nacimientos o matrimonios, en jarras especiales de celebración.

Continuará.......

Etiquetas:

Publicar un comentario

Captcha